Seleccionar página
Holaaaaa!

Retomamos el blog después de unos días de descanso…
Al bajarnos del avión que nos llevó de Ho Chi Minh a Kuala Lumpur conocimos a dos brasileñas que nos propusieron compartir taxi y encontrar una Guest House donde poder pasar el par de noches que teníamos previsto. Así que después de coger un bus que nos dejó en el centro de Kuala Lumpur, cogimos un taxi los cuatro hasta un hostal llamado Reagge Hostel. Muy conocido entre los mochileros. La noche nos salió a unos 6 dólares por cabeza en una habitación individual.
Al día siguiente nos levantamos tarde, como a las 11, ya que estábamos cansados y lo necesitábamos. A la mañana siguiente teníamos previsto ir con nuestras nuevas amigas a ver las Batu Caves, pero preferimos ir por nuestra cuenta. 
Kuala Lumpur es una ciudad muy desarrollada, llena de rascacielos y de indios. Realmente tenemos que decir que no nos entusiasmó lo más mínimo. Ni siquiera las Batu Caves, que pensábamos que serían mucho más espectaculares. Después de visitarlas fuimos a dar un paseo por la zona de las Torres Petrona. Es impresionante ver edificios tan altos. 
Estuvimos un rato por el parque que hay delante, visitando el lujoso centro comercial que hay en el interior de las torres y poco más. No es una ciudad con un atractivo turístico espectacular, para visitarla un día está bien.